reina termitas

¿Qué pasa si la reina de las termitas muere?

La termita reina es la responsable de poner huevos para mantener el crecimiento y la supervivencia de la colonia.

Papel de la reina

El papel de la reina en una colonia de termitas cambia con el tiempo. Después de emparejarse con un macho, comienza su trabajo como «fundadora» para poner en marcha la colonia. Tiene que ubicar un sitio adecuado para el nido, ayudar a excavarlo y comenzar a producir huevos que se convertirán en obreras.

La reina y el rey son cuidados y alimentados por las termitas trabajadoras. Estas termitas entran a la celda real a través de pequeñas aberturas en el muro protector. Las reinas ponen sus huevos a un ritmo constante todos los días. Los trabajadores mueven dichos huevos a las cámaras de incubación.

Su producción es lenta al principio, pero aumenta anualmente. La reina mantiene el rendimiento máximo del huevo durante siete a diez años. Una vez que las reinas secundarias comienzan a poner huevos, el tamaño de la colonia, sobre todo termitas obreras, aumenta rápidamente.

El número de huevos que una reina puede llegar a producir varía según la especie y su edad. En las regiones tropicales, la producción de huevos es continua durante todo el año, aunque hay fluctuaciones estacionales. En regiones más templadas, la producción de huevos  a menudo se suspende durante los meses más fríos.

Después de su eclosión, las termitas más jóvenes son llevadas a las cámaras de cría donde se alimentan y son cuidadas por las trabajadoras. Se mueven a otras cámaras en el nido hasta su muda final en obreras o soldados.

Una colonia de unos mil trabajadores puede  llegar a multiplicarse en 300,000 trabajadores en un plazo de cinco años. Las reinas secundarias generalmente se ubican en nidos satélites lejos del nido principal, pero conectadas al mismo, por lo que las colonias pueden crecer en tamaño y cantidad de individuos.

 

Reproductivas primarias

La reina, el rey y las termitas aladas se consideran los reproductores primarios de una colonia. En algunos casos, los reproductores secundarios o terciarios también pueden producir descendencia. Estos reproductores secundarios o terciarios no tienen alas, aunque pueden tener yemas alares.

Cuando las condiciones climáticas son óptimas, la reina produce alados, que dejarán el nido para formar nuevas colonias.

Cuando las termitas aladas se aparean para formar una nueva colonia, primero localizan un nido adecuado. Luego, la reina comienza a poner huevos. Una vez que la reina pone suficientes huevos para establecer una casta de obreras, las obreras comienzan a cuidar los huevos y a expandir el tamaño del nido.

 

Reproductores secundarios y terciarios

La reina puede controlar el tamaño de la colonia mediante la producción de una feromona. Una vez que la colonia alcanza un cierto tamaño, puede permitir el desarrollo de reproductores secundarios y terciarios. Estos reproductores crean nidos satélites y comienzan a poner huevos. Una vez que se establecen estos nidos, la colonia comienza a crecer a un ritmo exponencial.

La reina original de la colonia es capaz de bloquear químicamente el desarrollo reproductivo de todos los miembros de la colonia. El rey y / o la reina producen una feromona que circula por la colonia e inhibe la formación de otros reproductores secundarios.

Cuando la reina muere, la producción de la feromona bloqueadora se detiene y pueden producirse reproductores secundarios.

En determinadas especies, tales como la Reticulitermes, la reina y el rey pueden ser reemplazados por numerosos reproductores secundarios, y la colonia puede volverse muy grande con la productividad adicional de muchas reinas.