casa sin termitas

¿Dónde viven las termitas y de qué se alimentan?

Existen tres tipos principales de termitas. Las de madera seca, madera húmeda y subterránea. Cada uno de estos entornos varía en base a sus necesidades alimenticias. Dado que la termita se alimenta de celulosa, tejido que se encuentra en la madera, siempre se encontrará en un entorno cercano a ella. Debido a este factor, los nidos de las termitas se focalizan en las casas.

Los altos niveles de humedad, la disponibilidad de madera, la protección contra los elementos y la ausencia de depredadores son factores que incrementan la aparición de plagas. Se debe estar atento a las condiciones que favorezcan su aparición, ya que las termitas pueden causar daños estructurales extremadamente costosos. Sabiendo donde buscar en casa, se podrían evitar las plagas.

 

TERMITAS DE MADERA SECA

Las termitas de madera seca pueden vivir en entornos cercanos a la madera con ausencia de humedad. Esto les permite encontrar refugio en los edificios. Las plagas pueden introducirse en los hogares desde los muebles hasta la leña seca. También viven en árboles cercanos a la vivienda y pueden introducirse a ella por grietas y huecos en el exterior. Estas termitas suelen alojarse en la profundidad de las estructuras de madera, lo que dificulta su detección.

TERMITAS DE MADERA HÚMEDA

Las termitas de madera húmeda, buscan madera dañada por la humedad principalmente, aunque suele anidar en superficies húmedas, sobre todo suelos. Los principales factores que atraen a estas termitas al interior son tales como, las canaletas, los grifos con fugas, la humedad en las cocinas y los sótanos. Las plagas viajan al interior del edificio desde las aperturas al nivel del suelo.

TERMITAS SUBTERRÁNEAS

Las termitas subterráneas también requieren suelo húmedo para sustentar sus colonias. De hecho, las colonias de Formosa, una subespecie, usan barro para crear túneles que conducen desde sus nidos hacia la fuente de alimento. La especie se encuentra comúnmente en patios y casas donde abunda el suelo, la humedad y la madera. Prefieren los tocones de árboles viejos y las ramas caídas.