termita

¿Cuál es el tiempo de vida de una termita?

Teniendo en cuenta que las termitas viven en el suelo y están expuestas a una multitud de hongos y depredadores que pueden perturbar las colonias, las termitas son consideradas supervivientes por naturaleza.

Los estudios muestran que las termitas reinas pueden vivir hasta décadas en condiciones climáticas favorables. Los trabajadores y los soldados viven aproximadamente de uno a dos años. La vida útil de las colonias puede persistir durante la vida de la reina principal y más allá, por lo que cuando la reina muere, la colonia puede seguir manteniéndose gracias a las termitas reproductoras secundarias y terciarias.

Las etapas del ciclo de vida de una termita son las siguientes:

REPRODUCCIÓN

El ciclo de vida de la termita comienza con un vuelo de apareamiento entre termitas voladoras, en el que los machos y hembras reproductores de los enjambres dejan colonias establecidas y procrean. Después de la fertilización, las termitas aladas aterrizan y mudan sus alas, pasando a formar nuevas colonias. Estos insectos son los que posteriormente se convertirán en las termitas rey o reina de las colonias que previamente hayan establecido. Las termitas reina y rey se sitúan en el centro del ciclo de vida de las termitas y son las responsables de la reproducción.

HUEVOS

Después de que la reina fecundada ponga sus huevos, estos se convierten en larvas de color blanco pálido. Los huevos pasan a ser  larvas y se mudan para convertirse en obreros, soldados y reproductores primarios o secundarios.

NINFAS

Una ninfa es una termita joven que está pasando por mudas. La muda, es un proceso de cambio de su exoesqueleto, para convertirse en reproductora. Primero, una termita desarrolla un exoesqueleto blando bajo su previo duro exoesqueleto. Luego, una vez que la termita ha alcanzado la madurez, su esqueleto más externo se abre para que el nuevo se agrande y se endurezca. Este proceso continúa a lo largo del ciclo de vida de las termitas según las necesidades de la colonia.

LARVAS

En el transcurso de varias mudas, estas larvas crecen para asumir un papel en una de las tres castas de colonias de termitas: obreras, soldados y termitas reproductoras, también conocidas como aladas.