casa con termitas 3

¿Cómo puedo saber si hay termitas en mi casa?

Como propietario de un inmueble, se debe tener en cuenta el riesgo que pueden suponer las termitas y sus respectivas plagas, especialmente porque la mayoría de las pólizas de seguro de hogar no cubren el daño causado por las mismas. Una detección a tiempo puede ayudar a minimizar el costo de las reparaciones.

 

Hay varios signos que pueden determinar si se tienen a estos invitados no deseados viviendo dentro del hogar.

 

Ruidos en forma de crujido o chasquido

Una señal de que hay termitas son los chasquidos que provienen de las paredes. Las termitas soldado golpean sus cabezas contra la madera o sacuden sus cuerpos cuando la colonia se ve en riesgo para señalar peligro. Pueden detectar vibraciones y ruidos utilizando varios órganos que se encuentran en la base de sus antenas y en la tibia. Las termitas comen madera y emiten ruidos al hacerlo. Si se pone el oído cerca de cualquier madera infestada de termitas, se les puede escuchar masticando.

 

Termitas voladoras o alas sueltas

Suele ser el primer signo de una plaga de termitas. Las termitas voladoras son aquellas, tanto machos como hembras, que han abandonado el nido para encontrar una pareja adecuada. Esto podría deberse a que está cerca. Algunas especies vuelan por la noche atraídas por diversas fuentes de luz. Otras especies se amontonan a la luz del día, pero todas las termitas de madera seca tienden a aglomerarse después de las lluvias en determinadas épocas del año.

 

Tubos de barro en paredes exteriores

Los tubos de barro actúan como protección para las termitas y se encuentran comúnmente en  los cimientos del  hogar. Son fáciles de detectar a simple vista. Las especies de termitas subterráneas suelen construir estos tubos, hechos de tierra y excrementos de termitas, para mantener y proporcionar humedad al entorno. Los productos para madera ricos en humedad, la leña y astillas de madera atraen a estos insectos.

 

Madera hueca

Las termitas consumen la madera de adentro hacia el exterior, dejando una fina capa de madera o en algunos casos, solo la pintura. Cuando se golpea o toca un área dañada por termitas, sonará hueco o a papel. Esto se debe a que parte o toda la madera del interior se ha comido. También se pueden ver grietas en las paredes internas sin haber sido previamente dañadas. Como las termitas consumen la celulosa que se encuentra en la madera, las grietas podrían ser un signo de su actividad.

Los techos de madera, las vigas y la madera ubicada en la parte inferior de la estructura de los áticos corren tanto riesgo como la base de madera ubicada al nivel del suelo de la edificación de sufrir daños por termitas. También pueden dañar el suelo, incluyendo rodapiés. Este puede ampollarse y combarse en ciertas áreas.

 

Dificultad para abrir puertas y ventanas

Pese a que se relacione el clima húmedo y caluroso, las ventanas y puertas deformadas pueden ser indicio de termitas. La humedad que producen al comer y a hacer sus túneles a través de marcos de las puertas y ventanas producen deformaciones en la madera, dificultando su apertura.

 

Túneles en la madera

Los túneles, son obviamente difíciles de ver desde el exterior, pero si los ve en un trozo de madera rota cerca o en su casa, es una señal obvia de termitas dentro del hogar. Las cavidades y su actividad pueden ser detectadas a través de la madera por medio de boroscopio, detector de olores, detector de infrarrojos, rayos X y detectores de sonido.

 

Excrementos de termita

Un signo de las termitas, especialmente las de madera seca, son sus excrementos. A diferencia de las subterráneas,no los usan para construir túneles. En cambio los empujan por pequeños agujeros cerca de sus nidos. Esto da resultado a marcas negras y una sustancia oscura en polvo.