organismos en la madera

Organismos que atacan y degradan la madera

La madera puede sufrir sucesivas colonizaciones de diferentes organismos que la atacan y la degradan. No todos estos organismos la dañan, sino que además pueden facilitar el acceso de aquellos que si causan problemas en la madera. En post anteriores ya os detallábamos cómo se transmitía la carcoma en la madera, identificando cual es su ciclo de vida y sus principales causas de aparición. En este artículo vamos a contarte cuáles son los tipos de organismos que atacan y degradan la madera para que puedas identificarlos y actuar sobre ellos.

¿Cuáles son los organismos que atacan y degradan la madera?

Comenzamos nuestra clasificación de organismos que atacan y erosionan la madera. En primer lugar destacaríamos a los hongos. Estos obtienen sus nutrientes de diferentes fuentes naturales, incluida la madera. Su dependencia de otras materias orgánicas los convierte en una amenaza. Su estructura es tan pequeña que no es visible a simple vista. Se desarrolla dentro de ella y, a veces, en superficies. Existen diferentes tipos de hongos atacan la madera externa e internamente con diversos grados de agresividad. La manifestación por excelencia es la descomposición. La razón es una humedad extremadamente alta.

Pobredumbre marrón

Otro tipo de organismo que ataca y degrada la madera es la pobredumbre marrón. Es el tipo más común. La madera se oscurece y se agrieta, formando un patrón en forma de cuadrado. Se suele ver una membrana blanca que se extiende desde el área atacada hacia las zonas húmedas más cercanas al suelo. Las áreas afectadas deben reemplazarse con madera nueva, ya que su resistencia se reduce drásticamente. En general, también deben eliminarse las fuentes indirectas de humedad.

Pobredumbre blanca

Además de alimentarse de celulosa, puede degradar la lignina. Por lo tanto, la madera adquiere un color más claro y una apariencia más suave. Este tipo de hongo se encuentra en áreas más húmedas y oscuras. Se elimina sustituyendo las zonas afectadas por madera tratada.

Pobredumbre blanda

Este tipo de hongo se desarrolla dentro de la membrana celular, atacando lentamente la madera. Para saber si está afectada por este hongo, se recomienda ahondar un destornillador en la zona afectada. Si deja rastro profundo, es aconsejable reemplazarla por otra madera mejor tratada.

Moho y bacterias

El moho es un hongo imperfecto que puede desarrollarse en la superficie de la madera. Dependiendo del tipo, las manchas serán de color verde, gris o negro. Se encuentran en madera húmeda y no provocan alteraciones mecánicas en ella. Se puede eliminar con un cepillo o un lavado. Mantener la madera alejada de áreas excesivamente húmedas es una buena medida preventiva. Existe una amplia gama de bacterias y moho, que son causados ​​por una humedad excesiva.

Mancha azul y hongos

Este tipo de hongo prolifera en madera recién cortada. Su estructura de color hacia adentro hace que la madera se vea azul a lo largo de su veta. No suele afectar a las propiedades físicas de la madera, pero aumenta su permeabilidad. En el caso de un ataque severo, sus propiedades mecánicas se terminan viendo  alteradas. Este tipo de hongo requiere humedad, por lo que, una vez que la madera está en uso, se vuelve demasiado seca para su aparición.

Incluso si la madera se humedeciera nuevamente, los hongos azulados no podrían desarrollarse debido a la falta de nutrientes. Algunos hongos son muy destructivos y se comen la celulosa de la madera. Otros provocan una decoloración irreversible en forma de mancha azul, pero no afectan la calidad de la madera.

Insectos

Los enemigos animales por excelencia de la madera son los insectos xilófagos. Como su nombre indica,  estos se alimentan de celulosa. Los insectos destructores de la madera ponen sus huevos en las grietas de la misma. Sus respectivas larvas se alimentan de celulosa, alterando su apariencia y propiedades mecánicas. Desarrollan su vida parcial o total en el entorno biológico natural de la madera, afectando gravemente sus cualidades y características básicas. Este grupo incluye dos tipos de insectos; insectos larvarios e insectos sociales, tales como las termitas y la carcoma.