hormiga carpintera

¿Cómo eliminar las hormigas carpinteras?

Aunque hay más de 12,000 especies conocidas de hormigas, se pueden dividir en dos categorías: aquellas molestas aunque inofensivas y las que resultan un serio problema. Durante los meses más cálidos, los espacios interiores y exteriores pueden terminar albergando bichos de ambas categorías, y es posible que se esté intentando descubrir cómo deshacerse de ellos. Últimamente, cierto tipo de hormigas están haciendo aparición en ciudades. Estas son diminutas, capaces de desgastar el pavimento y aparecen en caminos, entradas y aceras.

También existen otros tipos de hormigas, como las del azúcar negras, que de algún modo u otro se abren camino hasta encontrar una migaja dulce. Principalmente son inofensivas para las estructuras, aunque pueden transportar bacterias. Luego, están las de mayor tamaño, también llamadas hormigas carpinteras, que a la llegada del verano se encargan de destruir hogares desde adentro. Estas últimas también pueden morder.

¿Qué son las hormigas carpinteras?

Las hormigas carpinteras reciben su nombre por la forma en que dañan la madera. Si bien no consumen madera como lo hacen las termitas, la mastican y excretan para abrir caminos. Si se comienzan a ver montones aleatorios de partículas parecidos a virutas de madera, es una señal de que pueda haber hormigas carpinteras. Los expertos en insectos llaman a eso «excremento».

Se puede identificar una hormiga carpintera de otros tipos por su tamaño. Son de gran tamaño y suelen ser de color rojo-negro, completamente rojo, completamente negro o completamente marrón.

(Más información sobre las hormigas carpinteras en este otro artículo)

¿Dónde viven las hormigas carpinteras?

Estos insectos construyen nidos dentro de la madera, que consisten en galerías masticadas con sus mandíbulas. Suele realizarse preferiblemente en madera muerta y húmeda. Sin embargo, a diferencia de las termitas, no consumen madera, desechando un material que se asemeja al aserrín. A veces, las hormigas carpinteras ahuecan los troncos de los árboles. También suelen proliferar en edificios y estructuras de madera, siendo una molestia generalizada y una de las principales causas de daños estructurales en edificios. Sin embargo, su capacidad para masticar madera ayuda en el proceso de descomposición que forma parte del bosque. El género incluye más de 1,000 especies diferentes. También cultivan pulgones. En la agricultura, las hormigas protegen a los pulgones mientras excretan un líquido azucarado llamado melaza, que estas obtienen al acariciar a los pulgones con sus antenas.

Las hormigas carpinteras prefieren anidar en madera húmeda o estructuras previamente dañadas por otros insectos. Como resultado, la mayoría de los nidos de hormigas carpinteras se encuentran en la madera en descomposición en áreas determinadas como ventanas, chimeneas, fregaderos, marcos de puertas o baños y en espacios huecos como en paredes. Con las condiciones ideales, temperaturas adecuadas y protección contra los depredadores, las colonias de hormigas carpinteras pueden prosperar con facilidad a no ser que se intervenga.

Hay dos tipos de nidos de hormigas carpinteras: colonias parentales y colonias satélites. Las colonias parentales contienen obreras, crías y una reina ponedora, mientras que las colonias satélite pueden tener obreras, larvas maduras y pupas. Cualquiera de estos nidos supone una amenaza para el hogar si no se aplica un tratamiento para su eliminación.

Las hormigas carpinteras pueden establecer sus nidos en interiores o exteriores. Cuando anidan al aire libre, a menudo suelen encontrarse en árboles de madera dura que contienen agujeros o imperfecciones. Debido a que los nidos requieren una temperatura y humedad constantes, a menudo buscan madera húmeda o podrida. Cuando estos insectos anidan en áreas que no son de madera, suelen ubicar otro lugar  alternativo que les ofrezca una temperatura adecuada, seguridad frente a sus enemigos naturales y protección contra las condiciones ambientales.

En el interior, se pueden encontrar nidos de hormigas carpinteras en segmentos de madera que previamente hayan sufrido daños causados por la humedad. A diferencia de las termitas y los escarabajos, las hormigas carpinteras no comen madera. Aunque los trabajadores excavan en ella con sus piezas bucales, lo hacen para formar sus galerías en busca de nidos.

El daño potencial de las hormigas carpinteras que puede suponer en una casa, edificio u otras estructuras puede depender de la cantidad y tamaño de los nidos que están presentes dentro de su área. Cuanto más tiempo esté sin tratar la plaga, más daño puede causar. Por esa razón, es importante localizar los nidos a la mayor brevedad posible.

¿Cómo entran las hormigas carpinteras al interior de una casa?

A las hormigas carpinteras les encanta la madera mohosa, por lo que si hay un problema de humedad en el edificio, se sentirán atraídas por esas áreas. Sin embargo, no siempre entran en una casa masticando madera. Pueden introducirse a través de cualquier grieta o abertura pequeña, incluso si se encuentra muy por encima del suelo. En estos casos suelen trepar por tuberías o ramas.

Como norma general, a estos insectos les gusta instalar sus casas cerca de fuentes de agua. Las áreas cercanas a aires acondicionado, lavavajillas, lavabos y bañeras resultan ser lugares de interés.

¿Cómo deshacerse de las hormigas carpinteras?

No resulta fácil matarlas comparadas a cualquier otra hormiga común. Como todas las especies, las colonias de hormigas carpinteras comienzan con las exploradoras que buscan los mejores lugares para comer o pasar el rato. A continuación, las trabajadoras siguen el rastro una vez que han encontrado una buena fuente de alimento, construyendo un nido cercano en la pared. Si se llegan a ver hormigas exploradoras, suele ser el inicio de una plaga. probablemente haya encontrado a estos pequeños exploradores.

Esto es lo que se  debe hacer a continuación para deshacerse de hormigas carpinteras:

Hacer un cebo para encontrar el nido. Los expertos en plagas recomiendan colocar un cebo para que la hormiga se lo lleve de regreso al nido, de modo que se pueda encontrar el nido con solo observarlas. Se sienten atraídas por los dulces, por lo que un poco de mermelada o gelatina puede funcionar. También se pueden mezclar partes iguales de azúcar y bicarbonato de sodio, luego colocar la mezcla en un plato poco profundo. El azúcar atrae a las hormigas, pero el bicarbonato de sodio las mata de forma natural.

 

Se debe eliminar todo rastro que deje olor. Las hormigas carpinteras dependen de los senderos de feromonas para encontrar fuentes de alimento y viajar. Limpiar las superficies produce la pérdida de caminos para estos insectos. También pueden usarse aceites esenciales como árbol de té, limón, naranja o madera de cedro en una bola de algodón para limpiar las superficies e interrumpir estos senderos. Otra opción viable es hacer una solución de una parte de jabón para platos en dos partes de agua y verterla en un rociador.

 

Una vez que se haya encontrado el nido siguiendo a las hormigas, al detectar «excrementos» cerca de una pared, o si se puede detectar un leve crujido en la pared, habrá que meterse en la pared para destruirlo. En estos casos el uso de un químico comercial suele ser la solución más viable junto al ácido bórico. Se deben aplicar estos productos varias veces sobre la zona afectada para que estos surtan efecto.

 

¿Cuánto viven las hormigas de la madera?

El ciclo de vida de las hormigas carpinteras comienza con el vuelo nupcial, que generalmente ocurre a fines de la primavera o principios del verano, dependiendo de los factores ambientales. Durante este vuelo, las hormigas carpinteras aladas macho, también conocidas como enjambres, inician su etapa de apareamiento con sus respectivas hembras aladas. Poco después de este proceso, las hembras mudan sus alas y los machos mueren.

Después, las hormigas hembras buscan un nuevo sitio para construir sus colonias. La reina normalmente busca una pequeña grieta en una estructura de madera. Luego se encierra dentro de esa cámara y pone el primer lote de huevos. Permanece dentro de la cámara hasta que esos primeros huevos se convierten en trabajadores adultos. Durante este periodo de tiempo, la reina usa sus reservas de grasa almacenadas y los músculos de las alas para alimentarse.

Esta proporciona alimento a las crías a través de sus glándulas salivales hasta que se convierten en obreras capaces de buscar su propio alimento. La reina cuida de su primera cría y, una vez que ha crecido, la primera cría de obreras adultas se encarga de las crías posteriores, formando así una cadena.

Se precisan de tres a seis años para establecer una colonia grande y estable de hormigas carpinteras. Se estima que el ciclo de vida de una hormiga carpintera es de 6 a 12 semanas, empezando a contar desde su etapa como huevo hasta la adultez. El clima frío puede alargar el tiempo de desarrollo de las hormigas carpinteras hasta 10 meses.

El único papel que se le asigna a la reina hormiga es poner huevos, pero tan pronto como las hormigas carpinteras obreras maduren y se conviertan en adultas, deberán asumir las responsabilidades de la colonia. Buscan alimento, cuidan los huevos, larvas y pupas, y excavan galerías para ensanchar y propagar su nido. Las funciones se dividen en función a las castas:  las trabajadoras mayores que actúan como soldados para proteger el nido y trabajadores menores que buscan comida y cuidan a las crías.

Después de dos o más años, la reina de las hormigas carpinteras comienza a producir machos y hembras aladas que partirán para comenzar otras colonias de hormigas carpinteras. Una colonia típica de hormigas carpinteras debe contener al menos una reina.

 

Si estás desesperado, lo mejor es que contactes con un profesional, ellos sabrán darte la solución. Envíanos un mail y te recomendaremos una empresa de control de plagas de tu zona: hola@nomastermitasycarcoma.com

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.