hongos madera

¿Cómo saber si una madera tiene hongos?

Si una madera tiene hongos ¿Es realmente moho o sólo coloración?

Para muchas empresas o domicilios, encontrar repentinamente manchas oscuras o decoloraciones en sus muebles, palets y cajas puede ser preocupante, pero ¿es realmente moho o sólo manchas? Para algunas industrias, como la de alimentos y bebidas y la farmacéutica, encontrar moho significa que el embalaje de madera que se encuentra en sus almacenes no se puede usar si contiene moho. Pese a tener un impacto mínimo en la vida útil de las estructuras de madera, el moho puede dañar los tejidos orgánicos con mayor facilidad, suponiendo un riesgo para la salud. Existen varios métodos para prevenir, inhibir y remediar el moho de la madera, pero ¿Qué pasa si esas decoloraciones no son realmente moho? Lo que a primera vista parece moho, en realidad podría ser algo completamente diferente.

 

Si una madera tiene hongos ¿Es realmente moho?

El moho es un tipo de hongo que produce esporas pigmentadas y puede crecer en la superficie de los embalajes de madera. Hay miles de mohos que crecen en la madera y se alimentan de sus polímeros estructurales, azúcares y proteínas. Generalmente, el moho produce esporas que son claramente visibles como manchas negras, blancas, verdes, anaranjadas o moradas en la madera. Incluso hay algunos mohos que no son visibles a simple vista.

Sus esporas pueden propagarse fácilmente a otras superficies húmedas, incluidos otros productos de madera. Según la especie de moho, las superficies disponibles y las condiciones ambientales, estas esporas pueden crecer y propagarse en unos pocos días, pero también pueden tardar meses o incluso años en convertirse en una amenaza. Además, las diferentes especies de madera se ven afectadas de distintas maneras por el moho, debido al contenido de azúcar almacenado en la madera. Cualquier madera sin tratar puede correr el riesgo de presentar moho sin el cuidado previo adecuado.

Si una madera tiene hongos ¿Es sólo una mancha?

Antes de entrar en pánico, debe comprenderse que, a veces, lo que inicialmente parece moho es solo una mancha de causa natural de la madera. Ante cualquier tipo de decoloración, se debe realizar una pregunta; ¿Es realmente moho?

Los cambios de color de la madera pueden dar un poco de miedo, pero muchas de estas veces, no tiene porque deberse a una causa provocada por microorganismos como hongos o bacterias. A diferencia del moho, las decoloraciones o manchas de la madera pueden ser causadas por la exposición al sol, enzimas naturales, minerales, estructuras metálicas de sujeción o incluso generarse a partir de la propia madera.

Manchas de hierro

La mancha de hierro es un tipo muy común de mancha negra que se encuentra en los embalajes de madera. Es causado por una reacción entre elementos de hierro y enzimas naturales de la madera. En otras palabras, cuando el metal entra en contacto con la madera, como clavos, grapas y cadenas, la madera se decolora con el tiempo. Incluso las hojas de sierra pueden causar una mancha de hierro cuando la cortan.

Debido a que estas manchas de hierro interactúan con el agua, las maderas con menor contenido de humedad se ven menos afectadas . Estas son mayormente cosméticas y no afectan a las estructuras de madera.

Decoloración causada por enzimas

Las especies de madera dura, como el roble, el arce y la haya, son las más susceptibles a las decoloraciones causadas por las enzimas. Este proceso se produce cuando las enzimas naturales de la madera reaccionan y pueden hacer que ciertas partes adquieran un tono gris o marrón. Estos son cambios estéticos que no afectan a la resistencia de su propia estructura.

Decoloraciones Minerales

Las decoloraciones de la madera que surgen de los minerales a menudo se ven de manera diferente, según su tipo. En el roble, las decoloraciones minerales se presentan como líneas o rayas oscuras, por lo que es posible ver parches verdes o marrones y áreas moradas o negras. Las decoloraciones minerales a veces ocurren cuando se encuentran en suelos ricos en minerales. Estos tipos de decoloración no causan ningún daño a la madera ni comprometen su resistencia.

Mancha azul

La mancha azul es ligeramente diferente a los otros tipos de decoloración previamente mencionadas. La mancha azul es causada por un hongo microscópico que a veces infecta la albura o parte joven de la madera de los árboles y la usa como alimento. Como suena el nombre, estos hongos producen una decoloración azul y gris de la madera, a menudo en forma de manchas, rayas o parches.

También es importante tener en cuenta que el tinte azul no causa ningún tipo de descomposición, no afecta la resistencia de la madera, no se transmite por el aire y no está relacionado con ningún tipo de problema de salud.

Exposición al sol

Ocurre de la misma manera que a un tejado de una casa o tejido textil después de haber pasado una temporada bajo el sol. Las consecuencias de esa exposición son bastante conocidas. La madera no es diferente. Siempre que esté expuesta a los rayos ultravioleta del sol durante un período prolongado de tiempo se oscurecerá e incluso se volverá gris. Este desgaste ocurre porque el sol provoca cambios químicos en los taninos de la madera, algo así como la oxidación. Desafortunadamente, esto puede hacer que cualquier tipo de madera se vea dañada o sucia, pero los efectos son solo cosméticos. La exposición al sol no afecta a la resistencia de madera.

Si una madera tiene hongos ¿Cómo se puede ver la diferencia?

En algunos casos, como las manchas producidas por el hierro, es bastante obvio que se trata de manchas en lugar de moho. Otras veces, puede ser un poco más sutil, por lo que resultaría más difícil notar la diferencia. En estos casos es importante consultar la opinión de un experto para un diagnóstico adecuado. Si esto no es posible, existen ciertas  pistas que se pueden observar para decidir si la decoloración es moho o manchas.

  • La humedad en la madera provoca moho, por lo que su presencia puede indicar un problema de moho.
  • Si la estructura de la madera se ve dañada, junto con la decoloración, es posible que se trate moho.
  • Si la madera se ve completamente intacta, pero solo está ligeramente descolorida, es posible que se esté manchando.
  • Si se puede ver la presencia de esporas en la superficie de madera, probablemente sea moho.
  • Si la estructura de madera está decolorada y ha estado afuera, es muy probable que simplemente haya estado expuesta al sol.
  • Si se aprecian rayas o manchas adyacentes a pequeños elementos como clavos o cadenas, es posible que simplemente se trate de manchas de hierro.

 

Si una madera tiene hongos: Conclusión

A primera vista, es posible que parezca una simple decoloración, pero existe la posibilidad de que se trate de un problema de moho. Merece la pena ir más allá e investigar  para determinar si realmente es moho o simplemente una mancha común de la madera.

Un correcto diagnóstico puede marcar la diferencia. Esto significa tratar la madera o reemplazarla, dependiendo la gravedad. Cualquiera de las opciones puede suponer un gasto, tanto para un negocio como para un domicilio. Por otro lado, la decoloración o manchas de la madera pueden ser poco atractivas desde el punto de vista estético, pese a no causar ninguna degradación a su resistencia, contaminación ni problemas de salud. 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.